PACTO DE CREENCIA

En septiembre de 2018, dando inicio a la primera exhibición dedicada al arte multimedia en su espacio, Douzo Rocamora presenta Pacto de creencia, una instalación de Gonzalo Egurza, con curaduría de Malena Souto Arena.

Como todo relato instituyente, el espectáculo cinematográfico clásico ha sostenido desde sus orígenes, una serie de convenciones que se escoltan como normativas firmes e inalterables. La obra de Gonzalo Egurza que se presenta en esta exhibición, socava esos cimientos para desplegar ciertos destellos que apelan a los estándares o estandartes de la representación canónica. Entre otros, la ilusión del movimiento en el cine; el dispositivo de proyección que la hace posible y el minucioso trabajo dirigido hacia los procesos sensoperceptivos del espectador, a través del cual este asiste a la vívida sensación del así es. El sujeto observador se identifica con los hechos y personajes que desfilan en pantalla, gracias a este artefacto que sostiene la tan mentada impresión o aire de realidad. Sin embargo, es bien sabido que esta ventana abierta al mundo es un artificio y lo que percibimos como realidad no es más que otro tipo de ilusión, conocido en la teoría del campo como un efecto de verosímil.[1] Como reza Pascal Bonitzer “toda la relación del cine con la realidad está envenenada. Lo está en dos sentidos: de la pantalla hacia el público (la realidad está trucada, deformada) y de la cámara hacia los 'sujetos'. El cine no puede, si quiere ofrecerle algo al público dejar a la realidad tranquila. Debe intervenir, y a menudo de manera catastrófica”[2].

Pacto de creencia presenta fragmentos precisos de filmes en el que participaron actores y actrices del cine nacional y que integraron listas negras durante la última dictadura cívico-militar en Argentina. Recoge además, una serie de entrevistas publicadas en 1983 por el periodista Carlos Barulich, que testimonian el exilio forzado. 

La película aquí exhibida ya no presenta un relato orgánico por que no lo puede ser. El film y su materialidad es ultrajado, sufre fisuras, manchas, falta de información. Las piezas de esta exhibición no pueden sostener la sensación del así es, porque el así es fue amenazado y esa amenaza sucumbe en los rostros de aquellos personajes que ya no pueden sobreponerse ante el estado alterado de sus historias.

Estas piezas manifiestan que lo que se impone como el deber ser en el relato canónico debe ser vulnerado. En los relatos clásicos, el protagonista asiste a un conflicto que altera el orden natural de las cosas y debe luchar para sanar esa perturbación inesperada… ¿Pero qué sucede cuando esa situación no es resuelta? ¿Qué acontece con aquellas historias alteradas por la irrupción del exilio? El film, el fantasma del cine clásico y sus fundamentos, son violentados para exhibir aquella fragilidad que dejan las huellas indelebles del exilio. Y es así como el pacto de creencia se quiebra en mil pedazos.

 

por Malena Souto Arena

[1]Muchos de estos conceptos son abordados por David Bordwell en “La narración clásica, el ejemplo de Hollywood” en La narración en el cine de ficción, Buenos Aires, Argentina, Paidos, 1996 como también por Christian Metz en “Sobre la impresión de realidad en el cine” y “El decir y lo dicho: ¿hacia un declive de lo verosímil?” en Ensayos sobre la significación en el cine(1964,1968) , Buenos Aires, Argentina, Paidos, 2002

[2]Bonitzer, P, (2007) El campo ciego: ensayos sobre el realismo en el cine, Buenos Aires, Argentina, Biblióteca Kilómetro 111, pág 84

PACTO DE CREENCIA (Belief Pact)

In September 2018, starting with the first exhibition of multimedia art in this art space, Douzo Rocamora presents Pacto de creencia, an installation by Gonzalo Egurza, curated by Malena Souto Arena.

As every other founding narrative, the classical cinematographic language has held from the beginning a series of conventions that are followed as firm and inalterable rules. The work of Gonzalo Egurza being now presented in exhibit, undermines the foundations and breaks the standards or pennants of canonical representation into ashes. The illusion of movement in film inspires his work; the screening mechanism that makes this illusion possible and the exhaustive work directed to the sensitive and perceptive processes of the audience, which habilitates the vivid sensation of non questionable it-is. The spectators identify themselves with facts and characters that parade in front of their eyes, thanks to the artifact that makes the air of reality possible, the cinematograph. However, it is well known that this open window to the real world is no other thing that a creation; known in film theory as credibility effect.[1] As Pascal Bonitzer prays: “every relation between film and reality is poisoned. It is poisoned in two ways: first, from the screen to the audience (the reality is deformed) and secondly, from the camera to the ‘subjects’. The film cannot, if it wants to offer something to the spectators, leave reality be. It must intervene, and sometimes, catastrophically”.[2]

Belief Pact (Pacto de Creencia)presents films fragments in which actors and actresses that were part of blacklists during the last military coup in Argentina, participated. It also collects a succession of interviews published in 1983 by journalist Carlos Barulich about forced exile. 

The work presented here, is no longer an organic narrative because is impossible for it to be so. The film and its materiality is outraged, it suffers cracks, stains, lack of information. The pieces of this exhibition cannot sustain the feeling of it-is, because the illusion of reality is threatened and that threat is reflected in the faces of those characters who cannot overcome the altered state of their stories. 
These pieces highlight that the imposition of what should be in the canonical representation must be infringed. The classical perspective tells the story of a main character having a conflict altering the natural order of events and who fights to heal this unexpected perturbation… But, what happens when this situation is not solved? What occurs to those disturbed stories by the outbreak of exile? The film, the ghost of classical film industry and its basis, are ravished to show the fragility caused by the permanent marks of exile. And that is how the belief pact smash into a thousand pieces.

by Malena Souto Arena

[1]Many of these concepts are adressed by David Bordwell in “La narración clásica, el ejemplo de Hollywood” in La narración en el cine de ficción, Buenos Aires, Argentina, Paidos, 1996, as well as Christian Metz does in “Sobre la impresión de realidad en el cine” and “El decir y lo dicho: ¿hacia un declive de lo verosímil?” in Ensayos sobre la significación en el cine(1964,1968) , Buenos Aires, Argentina, Paidos, 2002.

[2]Bonitzer, P, (2007) El campo ciego: ensayos sobre el realismo en el cine, Buenos Aires, Argentina, Biblióteca Kilómetro 111, page 84.

Pacto de creencia, por Gonzalo Egurza, curada por Malena Souto Arena, septiembre, 2018.

Pacto de creencia, by Gonzalo Egurza, curated by Malena Souto Arena, september, 2018.